Petición Internacional

Petición Internacional

Los abajo firmantes solicitamos que las personas encargadas de vigilar que la vida humana sea mejor cada día, se sirvan hacer todo lo que sea necesario para que se cumplan lo cambios que hemos expuesto en esta petición.

Va dirigida a:

  • Organización de las NACIONES Unidas
  • Gobiernos de todas las naciones del mundo
  • Bancos Internacionales de índole no comercial
  • Encargados de la Economía de las Naciones

La petición está dirigida a organismos del más alto nivel. Consideramos que son los únicos entes capaces de captar el sentido de la petición y de llevar a cabo los movimientos necesarios para hacer posible el cambio solicitado.

Solicitamos en forma definitiva y no negociable:

  1. La abolición del dinero en forma de efectivo, prohibiendo el uso de billetes o monedas para pagar cuentas.
  2. La creación de un solo Banco Electrónico Central Universal.
  3. La creación de una moneda única universal que se llamará UMU (Universal Monetary Unit o Unidad Monetaria Universal).
  4. Establecer un tipo de cambio único y fijo entre el UMU y cada una de las monedas del mundo para el intercambio único y definitivo al UMU.
  5. Promover y hacer obligatorio que cada persona económicamente activa abra y mantenga una sola cuenta de umus en el BECU.
  6. Qué cada una de esas cuentas comience con el saldo que resulte en umus del tipo de cambio único entre su moneda original y el UMU.
  7. Que todos los bancos existentes hoy desaparezcan como tales. Sus funciones dejarán de ser útiles.
  8. Cada cuenta tendrá una identificación única por siempre que indicará: región y nación en la cual se encuentra el cuenta-habiente.
  9. Todas las empresas del mundo tendrán sus cuentas en el BECU en UMUS.
  10. Todos los gobiernos de todos los niveles de todos los países del mundo tendrán cuentas en el BECU en UMUS.
  11. La abolición definitiva del concepto de Declaración de Impuestos.
  12. Los cuenta-habientes del BECU aceptan que sus cuentas podrán ser debitadas por las cantidades legalmente autorizadas para que contribuyan a que los gobiernos de sus regiones y sus naciones puedan realizar las obras requeridas.
  13. BECU contendrá algoritmos para detectar cuentas que lleguen a niveles considerados por la ley “demasiado bajos” y en forma automática acreditará esas cuentas con las cantidades legales decididas según la región y el país del cuenta-habiente. Este es en vez del Ingreso Básico Universal, llamándose Ingreso Básico Selectivo.
  14. El sistema BECU contará con algoritmos para detectar las obras y los servicios democráticamente autorizados por los cuenta-habientes y debitar las cuentas conforme las necesidades de los gobiernos de sus regiones y naciones lo vayan necesitando.
  15. BECU llevará un registro de las contribuciones y de los ingresos de cada cuenta-habiente. Las contribuciones son créditos que eventualmente, al elevarse la productividad global, serán restituidos a las cuentas origen.
  16. Los algoritmos de BECU contendrán manera de incrementar de manera inversamente proporcional a los saldos, los niveles de las cuentas en base a aumentos en la producción. Una cuenta central llevará la suma de esos aumentos. BECU contendrá algoritmos para disminuir los niveles de las cuentas, en forma proporcional, cuando los niveles de producción disminuyan. Estas disminuciones serán proporcionales a los saldos.
  17. Todos los pagos entre personas o entre empresas serán hechos por transferencias.
  18. BECU llevará el historial de todos los usos hechos tanto por personas como por empresas como por gobiernos de los UMUS que hayan movido o recibido.
  19. BECU llevará cuenta de todo lo que las entidades productivas generan en objetos que las personas o empresas o gobiernos requieren comprar.
  20. BECU recibirá los datos de registro de producción de bienes en oferta.
  21. BECU registrará y considerará en sus algoritmos los datos de demanda de bienes o servicios.
  22. BECU registrará los servicios que ofrecen las entidades a todos los niveles.
  23. BECU dispondrá en todo momento de datos reales de la oferta y la demanda de productos o servicios.
  24. Todo cuenta-habiente podrá solicitar créditos para levantamiento de empresas nuevas o incremento de capital de empresas existentes. La solicitud será al BECU en forma directa, sin intermediarios humanos; la atención será dada por los algoritmos del BECU.
  25. Todas las cuentas con créditos dados serán debitadas proporcionalmente al llegar a los periodos acordados al solicitar los créditos.
  26. Los créditos serán otorgados tomando en cuenta, por los algoritmos, los comportamientos de los cuenta-habientes solicitantes y la factibilidad dentro del sistema del objetivo de la nueva empresa.
  27. Las entidades empresariales podrán ser atendidas por los algoritmos para la obtención de créditos para la compra de equipos de todo tipo necesario para su funcionamiento.
  28. Las personas físicas podrán solicitar créditos para equipamiento doméstico de consumo duradero. Los algoritmos del BECU “sabrán” los montos máximos que podrán otorgar y se encargarán de debitar las cuentas para la devolución de esos créditos.
  29. Los algoritmos crediticios tomarán en cuenta el comportamiento financiero de los beneficiarios de créditos.
  30. BECU llevará la relación de los socios de las empresas que se formen. Cada socio podrá aportar de sus UMUS en sus cuentas o bien con créditos solicitados.
  31. BECU tendrá los algoritmos necesarios para la vigilancia constante del uso del capital de las empresas nuevas, buscando que dicho capital no sea utilizado en otros gastos que no sean objeto natural de la empresa.
  32. Los gobiernos tomarán del BECU los recursos que vayan siendo necesarios para mantener los niveles máximos de seguridad, justicia, educación, salud, esparcimiento al aire libre, deportes, eventos de convivencia, transporte, energía, comunicación, y similares, de tal manera que los ciudadanos no harán uso de sus UMUS para erogaciones que incluya alguno de los puntos mencionados.

Puntos a Tomar en Cuenta

  • Ningún centésimo de unidad monetaria será perdido por persona alguna: lo que entregue en dinero existente, efectivo o en cuentas bancarias, será lo que se abonará a la cuenta en UMUS.
  • Los UMUS fluyen constantemente entre cuentas. Esto hace que la suma total de UMUS sea la misma en todo momento. Lo que los gobiernos necesitan siempre podrán ser retirado proporcionalmente a los saldos de las cuentas en el momento.
  • Si cuentas con millones de UMUS pretenden que sea menos lo que los gobiernos les debiten, al comprar a otras entidades lo que están haciendo es pasar parte de la proporción que les hubiese tocado a esas otras entidades.
  • Los créditos que se otorguen no causarán intereses.
  • La devolución de los créditos para empresas nuevas, en caso de que estas no triunfen, serán devueltos en niveles muy bajos por los socios y en partes proporcionales al capital que cada uno de ellos haya puesto.
  • Los gobiernos dispondrán en todo momento de lo necesario para los requerimientos de las sociedades.
  • El sistema BECU permitirá que individuos que no heredaron fortunas monetarias, podrán también levantar empresas sin necesidad de tocar puertas de los llamados “tiburones”. Los algoritmos del BECU serán los encargados de medir las posibilidades e incluso hacer sugerencias.
  • Nadie se quedará jamás sin UMUS: en todo momento el BECU rellenará las cuentas bajas con Ingreso Básico Selectivo. Las cantidades otorgadas serán consideradas crédito que eventualmente habrán de devolver, sin intereses.
  • La clasificación financiera de los individuos se basará lógicamente en los niveles de créditos recibidos y los niveles de ingresos logrados. El IBS se considerará crédito recibido, sin plan concreto para devolución.
  • El flujo de los UMUS entre cuentas es constante. Los UMUS que recibe un individuo como préstamo son debitados de millones de cuentas, teniendo pesos muy bajos en cada cuenta participativa, y registrado como contribución.
  • Las entidades productivas “sabrán” con exactitud el nivel de la demanda no satisfecha de productos y servicios, colocando sus inversiones en satisfacer dicha demanda. Esto será posible gracias a que todas las cuentas dispondrán de recursos en todo momento, siendo posible que consuman lo que sus niveles les dicten o sus verdaderas necesidades les indiquen.

Hacemos esta petición considerando que las desigualdades se originan por la incapacidad que tienen millones de contar con capital para levantar empresas producto de su innovación. El mecanismo del BECU evita que el flujo del dinero se detenga en ciertos niveles y deje de ser energía para mover la productividad a otros niveles.

Los mecanismos del BECU no impiden desde ningún punto de vista la posibilidad y libertad de los millonarios de utilizar sus UMUS libremente. Cualquier inversión o consumo que decidan hacer, de inmediato pone sus UMUS en circulación entre empresas o niveles que antes no los tenían.

Quitando el peso de los gastos básicos en sobrevivir, todos los individuos tendrán en todo momento total certeza de sus posibilidades.

Comments

Popular posts from this blog

Digitalizando la vida humana

Practical Benefits of Central Electronic Bank

Urge la Revolución Fiscal