La inflación y BECU

 Inflación en BECU

Quizás el problema más grave que debemos resolver es el que se refiere a la inflación. Es necesario tener alguna manera de controlar la cantidad de bienes que se demandan y equiparar la demanda con la oferta. Esto es factible si se mantiene la oferta con conocimiento de la demanda y si se mantiene la demanda debidamente ofertada en la medida de lo posible.

El sistema tiene forma de otorgar el crédito que demanden las personas clasificadas como sujetos de crédito dentro del mismo sistema. El sistema conocerá el posible uso del crédito de antemano. El crédito que se obtenga solicitado para el pago de productos de consumo duradero deberá otorgarse haciendo el pago correspondiente al fabricante o distribuidor del producto solicitado.

El crédito en forma de dinero para la cuenta del sujeto de crédito que quedará libremente utilizable tendría que ser regulado desde un inicio en el fundamento mismo del sistema controlador. La inflación es producto de una demanda que no disminuye cuando la oferta no puede aumentar. Es justo que el sistema tenga mecanismos para comunicar al potencial consumidor la situación que puede resultar en inflacionaria.

Los productos básicos para la vida del ser humano en el sistema deben ser producidos a tiempo en la mejor forma para lograr calidad y cantidad capaz de satisfacer los requerimientos del consumidor. Esta meta se puede lograr porque en todo momento el sistema globalmente conoce el sentido de la producción y las cantidades lo mismo que los lugares en donde se está llevando acabo.


Quizás el problema surge cuando se producen objetos muy atractivos para el consumidor regular pero que necesariamente no pueden tener ofertas en grandes cantidades. Se trata de productos complejos con costos que tienden a ser elevados.


Habrá en todo momento productos que se agotarán y no podrán ser comprados por todos los consumidores que los quisieran. Lo importante es que esos consumidores habrán manifestado su deseo y la fuerza de producción responderá a los mismos en forma acorde con los requerimientos.

Esa manifestación de deseos de adquisición registrada por el sistema de parte de los potenciales consumidores será la señal inequívoca para que los productores que consideren conveniente invertir en producir esos bienes lo hagan con el fundamento de la demanda intencional con capacidad de convertirse en demanda real. Obviamente se trata de una ventaja más del sistema que mantiene información constante sobre lo que se produce y las cantidades en que se produce.

El banco electrónico central universal cuenta con la ventaja de que la economía será racional en todo momento gracias a la información que el mismo sistema pondrá a disposición de los participantes. Estamos hablando de un sistema que no solamente controla el flujo del dinero y lo mantiene constante sino que racionaliza con información válida lo que los potenciales productores de bienes y servicios deben conocer antes de invertir esfuerzos y recursos de la sociedad en productos y servicios.

Por otra parte tenemos que la actitud del consumidor será progresivamente educada a no tratar de vivir en un ambiente de incertidumbre. Las compras de pánico se efectúan porque no hay certeza con respecto a la producción o distribución de los productos que se requerirán para la vida regular. El sistema BECU en todo momento tendrá mecanismos completamente automáticos en su funcionamiento para mantener a los productores siempre informados positivamente con validez real acerca de la demanda de bienes y servicios.

Con respecto a los precios de venta de los productos se buscará que todos los producidos puedan ser adquiridos por los consumidores al precio planeado y no a precios artificialmente altos debido a una demanda elevada. Quizás será preferible informar al consumidor que el producto solicitado no está en existencia por el momento que mantener esos productos acaparados o guardados buscando más adelante venderlos a precios superiores.

El acaparamiento y la especulación con respecto a productos de alta demanda y oferta limitada debe ser algo que el sistema conocerá porque el sistema también sabrá qué cantidad real de esos productos se produjeron. Hay personas que provocaron que sus empresas mientan con respecto a la cantidad de productos que fueron producidos. Esta mentira para el sistema implicará que impedirá la compra de materia prima posterior en caso de agotar la inicial. En resumidas cuentas el sistema conocerá hechos como acaparamiento por especulación por parte de productores o distribuidores.

Comments

Popular posts from this blog

Digitalizando la vida humana

Practical Benefits of Central Electronic Bank

Urge la Revolución Fiscal